Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 20 agosto 2012
Para el técnico de Gómez Noya el ferrolano realizó la carrera perfecta

Omar González: “Javi evitó el cuento de los Brownlee de llegar juntos de la mano”

Enviar por email

Javier Gómez Noya se colgó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, un logro del que tiene mucha culpa Omar González. Su entrenador ha estado siguiendo día a día al ferrolano en los últimos cuatro años cuidando cada detalle que al final ha dado los frutos deseados. Una de las cosas que tenía clara es que la prueba de Hyde Park sería muy rápida y que si quería optar a plantar cara a los Brownlee, Gómez Noya tendría que hacer la carrera perfecta. “La prueba fue la más rápida de la historia. Nunca se completó una carrera tan veloz en las tres disciplinas”, afirma Omar Gónzalez.

 

El técnico gallego sabía que había que tener muchos factores en cuenta, entre ellos que los Brownlee tendrían la ayuda de triatletas de otros países con el único objetivo de descolgar a Javi. “Sabíamos que la carrera iba a ser una carrera de dos hermanos luchando para uno, con la ayuda de rivales de otros países. Era una guerra de todos contra Javi. Pero lo que me gustó de él fue su actitud durante toda la prueba. En todo momento estuvo en el grupo de cabeza a pesar de las malas jugadas que le hicieron. Que escapaba un hermano, que atacaba el otro. Todo con la idea de hacer trabajar más a Javi para descolgarlo”, afirma el técnico de Gómez Noya

 

Los Brownlee, en un acto de prepotencia sin precedentes en la historia olímpica, querían entrar en la meta de mano y demostrar al mundo que en este deporte están ellos dos y después el resto pero con lo que no contaban es que Gómez Noya iba a truncarles toda su parafernalia. “Fue capaz de meterse entre los dos hermanos y evitar el cuento y la estrategia esa que tenían de llegar a meta juntos de la mano. Dijo en alto: Aquí estoy yo, y si alguien quiere ganarme, que corra más rápido”, afirma Omar González.

 

El sector más  complicado fue el de ciclismo ya que Gómez Noya trabajo sólo y los Brownlee tuvieron tres ‘gregarios’. En la natación y la carrera a pie no les iba a servir para nada la labor de equipo pero en el ciclismo si les podía haber salido bien la jugada a los Brownlee. “Javi es un gran nadador y ese sector lo teníamos controlado, al igual que la carrera a pie que de lo que depende es de las fuerza de cada uno pero en el ciclismo estaban ellos dos que además contaban con la ayuda de Hayes, del eslovaco Varga y del italiano Fabian. Estos dos habían estado con los hermanos Brownlee de concentración. Eran colegas todos y ya no dependíamos de nosotros solos.  Si ataca uno, el otro, los hermanos... No se podía, sinceramente, estar a todo. Pero Javi estuvo siempre en esos primeros puestos de la carrera y fue capaz de abortar todos los ataques”, afirma Omar.

 

Omar González supo que Gómez Noya iba a ganar una medalla cuando al completar la primera vuelta de la carrera a pie ya sacaban 19 segundos a los franceses Vidal y Hauss. Javi quiso atacar en la segunda vuelta pero Omar le dijo que lo mejor era aguantar ya que creía que Alistair no podría aguantar el ritmo del ferrolano, en esto es en lo único que se equivicó. “En el momento que se pega a los Brownlee tras la transición y se completa la primera vuelta a pie observé que le sacaban 19 segundos al grupo trasero. Pero, sobre todo, miré para Javi y llevaba muy buena cara. Me di cuenta que la medalla estaba prácticamente asegurada. En el kilómetro 2,5 y en el kilómetro 5, él me miró por si le daba alguna indicación para atacar. Iba bien, muy bien. En ese momento le dije que aguantara porque tenía la carrera controlada. Alistair llevaba una cara de sufrimiento dura, parecía que iba a caerse. Le dije que era el momento de ir ahí, guardadito, y esperar un poco más adelante. Pero Alistair hizo otro cambio de ritmo al que Javi ya no pudo aguantar. Pero ahí, en el kilómetro cinco, a cinco de la meta, no hubiese firmado la plata”, afirma Omar González.

 

Lo que tiene claro es que Gómez Noya realizó la carrera perfecta. “Gracias a la actitud de Javi en toda la carrera he de confesar que vi la prueba muy tranquilo. Salió bien del agua, y Javi cuando nada bien es que indudablemente está bien de forma. En los días anteriores al triatlón lo notaba tranquilo, también esa misma mañana. Nos leemos los pensamientos, tenemos mucha complicidad. Uno desde el banquillo y otro desde el asfalto. Sabíamos de todos los problemas que podríamos tener y Javi los supo atajar. Para mi fue la carrera perfecta. Hizo una carrera perfecta Físicamente dio el 100 % y, tácticamente, estuvo siempre en el lugar correcto”, sentencia el técnico gallego.

 

 

Fuente: La Voz de Galicia

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress